Plato de ducha de resina antracita

Las duchas de resina antracita dan un aspecto más moderno a nuestro lavabo. Mucho más elegante y estilosas que las bañeras o duchas tradicionales de porcelana u otros materiales. Si estás buscando una, has llegado al sitio adecuado, tenemos las mejores duchas de antracita del mercado y al mejor precio.

Catálogo con los mejores platos de ducha antracita al mejor precio

Haz lucir tu baño con uno de estos platos de ducha. Todos incluyen devolución totalmente gratuita.

Ahora disfrutamos de instalaciones en nuestro propio hogar que destilan lujo y calidad y que en el pasado solo atribuíamos a los hoteles más chic del mundo. En especial, la antracita es una de las mejores opciones en las que podemos confiar, proporcionándole a nuestro plato de ducha un estilo irresistible.

En las próximas líneas os contaremos todo lo que tenéis que saber sobre el plato de ducha de resina antracita que en poco tiempo se ha posicionado como uno de los elementos más deseados para los sanitarios de familias, parejas o solteros.

Beneficios

Actualizar nuestro baño con un plato de ducha de resina es una muy buena idea y hacerlo con la elección del compuesto de antracita todavía resulta más recomendable.

  • Fácil Manipulación
  • Antideslizantes
  • Dureza
  • Precio

Fácil Manipulación

Una de sus principales ventajas es la posibilidad de solicitar medidas concretas que encajen exactamente con el espacio del baño que le queramos dedicar a la ducha. Ni más ni menos, será posible solicitar unas dimensiones específicas y así personalizar nuestra instancia de manera totalmente ideal. En este mismo sentido también hay que decir que los platos se pueden cortar de ser necesario y que al solicitarlos con unas medidas concretas los profesionales con los que tratemos para ello se ocuparán de dejarlo todo uniforme y liso para que no se produzca ninguna filtración de agua.

Antideslizantes

Los platos de ducha son fáciles de instalar, personalizables en cuanto a su aspecto y ofrecen una gran seguridad, dado que el uso de materiales antideslizantes se asegura de que nunca vamos a sufrir un resbalón que nos vaya a poner en una situación de riesgo. Son tan macizos en su construcción que aportan una solidez elevada y mucha confianza. No vamos a temer por la resistencia del plato en ningún momento debido a que su rigidez y resistencia será capaz de soportar cualquier tipo de incidente.

Dureza

La instalación de los platos de ducha nos garantiza que no habrá filtraciones de agua y que la impermeabilidad será total. Acostumbrados a las dudas tradicionales que siempre producían algún tipo de filtración antes o después, es muy refrescante que esta propuesta nos garantice que siempre se ofrecerá la comodidad de no sufrir filtraciones. Eso sí, habrá que asegurarse de que la instalación y la construcción del plato con unas medidas exactas se ha realizado por parte de profesionales muy preparados.

Precio

No se puede dejar de lado que uno de los grandes beneficios de estos platos de ducha se encuentra en su precio, a la vista de que se trata de una propuesta mucho más económica que otras opciones más clásicas. Incluso contando con el servicio de profesionales de experiencia que nos ofrezcan seguridad total en que el resultado será de calidad no llegaremos a pagar una suma elevada que nos vaya a sorprender.

Por último, los platos de ducha de resina antracita también son más fáciles de acceder por parte de cualquier tipo de persona, ofrecen gran facilidad para que nos podamos duchar y su altura es muy reducida. Nos sorprenderemos al ver que la altura es relativamente escasa, dado que se colocan alrededor de 5 centímetros por debajo de la altura habitual en otros tipos de ducha. En algunos casos la reducción puede llegar hasta los 10 centímetros, notándose un cambio considerable que hace que sea una forma más segura de ducharnos.

Olimpo Docce Plato Ducha Elegance Resina Mineral mármol Antracita Efecto Piedra Pizarra

Mantenimiento

Se acabaron los procesos de limpieza en los que teníamos que pasarnos horas limpiando o arriesgarnos al uso de productos químicos agresivos para limpiar la bañera. Esto es algo que con los platos de ducha no ocurre, dado que el proceso de limpieza es realmente sencillo. Podemos utilizar una amplia selección de productos de limpieza disponibles en el mercado que harán más o menos efecto dependiendo del tipo de marca de plato de ducha que tengamos. También hay remedios caseros que son perfectos para el mantenimiento, como el vinagre, la lejía diluida o simplemente una combinación de jabón con una buena bayeta que nos permita pasarla por la superficie con precisión. Estos métodos de limpieza caseros ayudan a que podamos mantener el plato de ducha siempre limpio y que veamos cómo incluso con el paso del tiempo no se produce ningún tipo de degradación.

Si quisiéramos realizar un cambio más radical en el plato podríamos utilizar distintos tipos de pintura para proporcionarle un estilo distinto, aunque el uso de antracita ya aporta mucha personalidad de por sí, por lo que seguramente no tendremos necesidad de pintar.

Comparativa con otros compuestos de resina

El compuesto de antracita usado en la resina destaca principalmente por el estilo inigualable que le proporciona a la estética de nuestro baño. Aunque hay muchos platos de ducha que son simplemente superficies lisas de color blanco y también hay modelos de pizarra que imitan el aspecto de la roca, lo cierto es que la antracita es la opción que proporciona un estilo más moderno y exquisito. El motivo de ello es su intrincado diseño, ese patrón rugoso a modo de piedra que evoca naturaleza y que traslada al interior de nuestro baño el lujo del diseño que suelen tener los mejores hoteles del mundo.

Además, la antracita es especialmente conocida por su resistencia al contacto con los rayos del sol, lo que significa que el nivel de desgaste que sufrirá no afectará a su aspecto elegante y delicado. Lo mismo se puede decir de la resistencia que tiene al rayado, mientras que también destaca el contacto agradable que proporciona en la interacción con las plantas de nuestros pies.

Por último, si nos encontramos dando un diseño personal a nuestro baño, la antracita va a ser uno de los minerales más recomendables por el juego que proporciona su color. Se trata de un color gris ahumado que algunos expertos en diseño relacionan con una versión del color negro puro que ha pasado por un proceso de desteñido. En la práctica es un color que contrasta muy bien con el blanco y que además, por su textura, proporciona un ambiente especial a la instancia donde se ha utilizado.

Preguntas frecuentes

Al tratarse de un tipo de plato de ducha que se ha convertido en tendencia recientemente es habitual tener dudas acerca de cómo la resina de antracita nos ayudará a tener uno de los mejores baños con los que hayamos podido soñar.

¿En qué medidas puedo adquirir el plato de ducha de antracita?

Se encuentra disponible en todas las dimensiones en las que también están a la venta los demás platos de resina. Esto significa que puedes recurrir a unas dimensiones personalizadas según tus necesidades, pero también optar por las dimensiones más estandarizadas. Si tienes poco tamaño y te quieres limitar a un espacio cuadrado la opción más conveniente es de 90×90. Para el resto de los casos se opta por un ancho de 70 centímetros como medida estándar y un largo que variará dependiendo de tus posibilidades, con medidas habituales como 120×70, 150×70 o 160×70.

¿De verdad la superficie no es resbaladiza?

No lo es debido a la forma en la que se trabaja en la instalación del plato de ducha. A las propiedades naturales de la antracita hay que sumarle que en el proceso de instalación se utiliza gel-coat con el cual tenemos la garantía de que no se producirá ningún tipo de deslizamiento y que además habrá más aguante ante posibles arañazos. En el día a día nos sorprenderemos por la seguridad que proporciona el plato mientras nos duchamos.

¿Qué colores se recomiendan en combinación con la antracita?

Si estás diseñando tu baño de una manera moderna lo más conveniente es que recurras a un suelo que sea gris en un tono más claro que el gris antracita o que optes por un blanco o similar. Al tener la antracita un color principalmente oscuro necesitas romper con esa oscuridad introduciéndola dentro de un entorno más claro. Donde sí puedes recurrir a un color oscuro es en la pared en la que se encuentre situado el plato de ducha.